Fecundación in vitro

Es una técnica de reproducción asistida en la cual los óvulos conseguidos después de una estimulación ovárica se fecundan con espermatozoides en el laboratorio. Los embriones se transfieren al útero de la paciente. La fecundación in vitro consta de 4 fases: la estimulación ovárica, la punción ovárica, la fecundación de los óvulos y la transferencia de embriones.

 

1ª Fase: Estimulación ovárica  

 

Con la llegada de la menstruación se debe pedir una visita con nuestro centro para realizar una ecografía. Si la ecografía es correcta, se empieza la estimulación ovárica con medicamentos que contienen la hormona folículo estimulante (FSH). Esta hormona puede aplicarse subcutáneamente y la dosis la indica el médico. Después se realizarán controles cada 2-3 días, según cada caso, para ajustar las dosis. Este proceso dura aproximadamente 10-13 días.

 

2ª Fase: Punción ovárica  

 

Se realiza la extracción de los óvulos mediante la punción de los folículos ováricos con sedación general y bajo control ecográfico transvaginal con una aguja adaptada. Se localizan los folículos ováricos y mediante un sistema de aspiración se recoge el líquido folicular donde hay los óvulos para almacenarlos en tubos de ensayo. Estos tubos se entregan a los biólogos inmediatamente para que reconozcan y aíslen los óvulos.

La punción es una intervención ambulatoria de unos 30 minutos, y una hora y media después se da el alta a la paciente, recomendando el reposo el resto del día. El número de oocitos que se obtienen por ciclo es muy variable según cada mujer, y en general se obtienen entre 6 y 12 óvulos por punción. El semen tiene que obtenerse poco después de la punción ovárica, con un periodo de abstinencia sexual previo de 3 a 5 días.

 

3ª Fase: Fecundación de los óvulos  

 

Hay dos métodos de fecundación de los óvulos:

1.Inseminación in vitro o FIV convencional.
Se realiza la inseminación de los oocitos con unos 100.000 espermatozoides móviles por oocito. Los oocitos y los espermatozoides se mantienen juntos en el incubador hasta el día siguiente, donde se valora si se ha producido la fecundación.

2. Microinyección espermática o ICSI.
La microinyección intracitoplasmática de espermatozoides es la introducción, mediante una microaguja, de un espermatozoide en el citoplasma del óvulo.

La tasa de fecundación mediante FIV convencional o ICSI es aproximadamente del 70-80%. Al día siguiente de la punción (denominado día +1) el centro se pondrá en contacto con vosotros para comunicaros cuantos óvulos han sido fecundados. Aquel día los embriones están en fase pronúcleo, formado por una sola célula.

A partir de este momento el embrión empieza a dividirse. La transferencia de embriones se realiza entre 2 o 5 días después de la punción.

 

4ª Fase: Transferencia de embriones  

 

Para realizar la transferencia, la bióloga selecciona los embriones de mayor calidad y el resto son congelados. El proceso es parecido al de una citología anual, pero con la introducción de los embriones.